Amándonos… ¡Aún Más!

Read this post in English.

En mi experiencia, el nacimiento de un bebé muerto puede pasarle la factura a las relaciones. Puede ser particularmente difícil dentro de la relación de la pareja. Para mí, justo después de la muerte y nacimiento de Rafael estaba pasando tanto al nivel emocional para todos alrededor de nosotros. Cada persona estuvo procesando el choque, el duelo y solidaridad de forma propia y a su propio ritmo. Y nuestros procesos tuvieron encuentros íntimos entre ellos, se entrelazaron y a veces chocaron… hasta el punto en que a veces fue difícil saber a quién pertenecían cuáles sentimientos. Al fin de cuentas, hubo una emoción que se profundizó y un campo que se amplió entre Yeyo y yo: el AMOR.

En aquellos momentos preciosos que tuvimos a solas ese día cuando regresamos del consultorio, el 30 de julio de 2018, nos recuerdo acostados lado a lado en nuestra cama, el pequeño cuerpo de Rafa dentro de mí… entre nosotros. Mi esposo me miró a los ojos y dijo, “A pesar de todo, nos tenemos uno al otro. Y te amo más que nunca.” No creo haber podido sobrevivir estos últimos ocho meses y medio sin la constante corriente de amor y apoyo que recibí de mi ser más querido.

Sufrí de insomnio durante muchas noches después del parto. Dormía unas horas y luego me despertaba, no podía apagar mi mente. Me sentía angustiada. Atormentada. En una de esas noches, mientras regresaba a mi cama a las horas más oscuras de la madrugada, pasé por el altar de Rafa, donde habíamos colocado esta foto de él:

Rafa_About

En medio del delirium y la miseria nocturna me llegó un pensamiento muy claro: “Nuestro amor le creó. Creó a él… esta perfección. Hemos sido honrados con la llegada de este ser.” Es un pensamiento que me ha revistado de vez en cuando durante estos últimos meses. Me sigue abrumando y sorprendiendo que el milagro de la concepción sea algo posible y real.

Yeyo y yo somos bendecidos. Nuestro amor creció y nos ayudó durante este tiempo. Conozco muchas parejas que no sobrevivieron la partida de un bebé. Es bastante dura esta vivencia y no es sorprendente que haya parejas que no pueden sostener el dolor. Y nuestro amor continua en su profundización y crecimiento. El mes pasado al finalizar el proceso de la aspiración, gire para ver la cara de Yeyo y le dije: “Pues, todavía nos tenemos a nosotros.”

Me siento dichosa por el nuevo lema de nuestra relación: “Amándonos más y más cada día.” Las cosas no son perfectas de ninguna manera; hemos transitado momentos muy difíciles en este último año. Y también pasamos por varios retos el año previo a la concepción, gestación, muerte y nacimiento de Rafa. Confío en este amor. Sé que me puede sostener… sostenernos… y a los que nos rodean. Y sé que puede crear más vida… en muchas, muchas formas.

2 thoughts on “Amándonos… ¡Aún Más!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s